cuida tu casa de verano abaigar

Cuida de tu casa de verano

Llegan los meses estivales y comienzas a ilusionarte con la vuelta a la casa de verano; tu refugio de vacaciones en el que, tras los meses de invierno, vuelves a disfrutar del no hacer nada, del placer de un paseo por la montaña, o de un chapuzón en el mar, del comer bien y de alguna actividad que te suponga un poco de movimiento.

Otro año más te planteas cómo la vas a encontrar y vienen a tu cabeza las mismas cuestiones ¿olerá a cerrado? ¿Funcionarán todos los electrodomésticos? ¿Habrá habido goteras? Para que todo ello no te suponga grandes problemas ni quebraderos de cabeza, es aconsejable un mantenimiento adecuado de tu casa de verano. 

Echa un ojo a los siguientes consejos que puedes poner en práctica , para prevenir alguno de estos contratiempos indeseados y contribuir a que disfrutes de esos merecidos días de descanso, año tras año.

Combate los malos olores

  • Ventilación: Asegúrate que la vivienda se mantenga bien ventilada. Con ello evitarás humedades y ese olor a cerrado persistente. El sistema de microventilación que ofrecen algunas ventanas es una de las formas más eficiente de renovar el aire del hogar. Tiene la función de permitir una lenta y constante circulación de aire, a través de la separación entre 4 y 5 milímetros en todo el perímetro entre la hoja activa y el marco de la ventana.
  • Tuberías: con el tiempo, la humedad y el moho, las degradan las tuberías y huelen mal. Este olor puede evitarse vertiendo en las cañerías una mezcla de 200 ml de vinagre, 500 ml de agua y 100g de bicarbonato, dejándolo actuar durante un rato y luego enjuagarlo con agua caliente.
  • Antes de cerrar la casa durante los meses de invierno, no olvides cerrar el desagüe y el lavamanos con tapones.
  • Dejar vacíos y abiertos cajones y armarios, así como las puertas del frigorífico y lavadora sin alimentos ni ropa, son también prácticas recomendables para evitar el olor a cerrado. Si alguna vez te has descuidado y no lo has hecho, una forma de eliminar el mal olor resultante es limpiarlos con vinagre blanco.

No descuides los electrodomésticos

Los electrodomésticos son elementos a cuidar para mantener la casa de verano en buenas condiciones y lista para volver a convivir, tras un periodo largo dese que la dejaste por última vez.

  • Apaga y desenchufa todos los equipos. No sólo ahorrarás en el consumo de la factura, si no que además evitarás sobrecargas.
  • Cierra también la llave del agua, la del gas y baja los diferenciales, así impedirás fugas o averías.

Cuida los muebles de exterior

  • A pesar de ser muebles confeccionados para zonas externas, las inclemencias del tiempo pueden deteriorarlos si permanecen durante mucho tiempo sin cuidar. Para evitar que pierdan su color o que se oxiden, guarda los muebles, barbacoas, tumbonas, toldos o sombrillas en un lugar seco y en semisombra.
  • En el caso de toldos y sombrillas si son de fibras, pásales el aspirador semanalmente durante tu estancia. Si tienen manchas puedes lavarlos con agua salada y si se han descolorido, empápalos con zumo de limón. Si son de madera bastará con lavarlos con agua y jabón neutro.

La práctica de estos consejos, puede asegurarte que a tu vuelta el próximo año, encuentres tu casa de verano en perfectas condiciones y preparada para hacer uso de ella sin grandes esfuerzos, pudiendo dedicar todo el tiempo de vacaciones a tu bienestar y relax.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest