coconning

Cocooning, Nesting, es decir, en casa

¿Te suenan las palabras Cocooning o NestingEs probable que así, de primeras, no te digan nada. Pero si lees unas líneas, verás que no te son deconocidas. 

Si hablamos de Cocooning o Nesting parece que nos referimos a tendencias del momento, y es así, pero hay algo en ellas que tiene que ver con nuestra forma de vivir y de sentir y que, por ello, es intemporal y consustancial al ser humano aunque las circunstancias que atravesamos vuelvan a ponerlas de actualidad. Es cierto que la situación creada por la pandemia hace que pasemos mucho más tiempo en nuestras casas, pero pensemos también en el invierno que llega y en los muchos que vendrán, cuando el frío del exterior nos hace desear el calor de nuestro hogar o en la sensación de placidez que experimentamos en cualquier momento al llegar a casa y tener tiempo por delante para la comodidad, para relajarnos y descansar.

Empecemos por conocer el significado de ambas palabras. Cocoon en inglés significa capullo y nest, nido. Ambas palabras sugieren experiencias agradables, cálidas, confortables, ligadas al mimo, a la dulzura, a la protección y a la seguridad que brinda un espacio único, el nuestro. Pero también a la posibilidad de recuperación, al crecimiento, a la transformación y al disfrute del encuentro, la reflexión, el cuidado y el autocuidado tan necesarios para vivir bien, para sentirnos a gusto en nuestro cuerpo y con las personas con las que convivimos.

En Abaigar sabemos de planos, distribuciones, materiales y acabados, pero también sabemos que una casa puede proporcionar sensaciones de suavidad comparables a las de los pétalos de una flor o la confianza de un nido. De hecho, trabajamos para que sean posibles. No podríamos diseñar un recibidor sin pensar en cómo llegas a casa y cómo te esperan, ni plantear un cuarto de baño sin tener en cuenta qué quieres conseguir cuando llenas la bañera para desconectar. Eso sí, las velitas y el perfume los eliges tú. Faltaría más.

¿Qué hay que tener en cuenta para conseguir esa atmósfera que te ayude a desconectar del exterior y a mejorar tu estado de ánimo? 

Tres consideraciones:

  • Una casa es un lugar para vivir y vivir implica movimiento, por lo que además del mobiliario, deberás prestar atención a los espacios libres. Te permitirán moverte y te darán descanso visual. Una casa no es un guardamuebles ni un museo ni un laberinto.
  • No es necesario amueblar o decorar de una sentada toda tu casa. Ni siquiera una habitación. En la medida que cada decisión responde a una necesidad percibida y cada objeto tiene un sentido y no es intercambiable, tu casa será más tuya y te servirá mejor. Pregúntate siempre por la verdadera necesidad de una nueva compra.
  • Las casas son para todos los días. Las ocasiones especiales ya las resolverás como corresponda cuando lleguen. No justifican que ocupes permanentemente un espacio del que te privas en tu día a día. Por ejemplo esa habitación de «invitados» que se usa de pascuas a ramos.

Y algunos consejos:

  • Piensa en uno o dos tonos base para los grandes elementos de mobiliario, así, tu casa tendrá una unidad. Los tonos claros y medios aportan luminosidad y no cansan. 
  • Puedes introducir color con elementos de menor tamaño: cojines, mesitas auxiliares, sillas, objetos decorativos, vajilla, plantas, etc.
  • Utiliza materiales de fácil limpieza y conservación. A menudo olvidamos que la limpieza de la casa puede llegar a ser un quebradero de cabeza. Elegir bien los materiales y los diseños es una medida que nos facilitará la vida a diario.
  • Los suelos son bonitos, no hay por qué taparlos.
  • Utiliza textiles con texturas agradables para ser usados y fibras naturales que ofrecen durabilidad y confort.
  •  Piensa en la iluminación necesaria para cada momento y cada habitación. Una lámpara que permita graduar la intensidad de la luz es siempre una buena idea, así como tener opciones para ampliar o reducir el espacio iluminado.
  • Y para terminar, ¿a qué quieres que huela tu casa? El olfato es el sentido que nos conecta de forma inconsciente con multitud de sensaciones. Puedes elegirlas. Menta, vainilla, limón, madera…

¿Quieres crear y sentir esas experiencias agradables, alegres y positivas? En Abaigar encontrarás esa casa acogedora, bonita y funcional que podrás convertir en un espacio único, optimista y placentero para ti y tu familia. Llámanos al 948 100 099 o envíanos este formulario y solicita una cita. Seguro que encontramos el nido que estás buscando.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest