Shot of a couple packing up boxes for moving into new apartment

Casa nueva, mudanza a la vista

A finales de este año, los clientes de nuestras promociones Kobe Lezkairu, StarUp Artiberri y Arrosadía Village 2 fase 2 se trasladarán a su nuevo hogar. Como se puede ver en las imágenes ya está casi todo dispuesto, así que ha llegado el momento de organizar la mudanza. 

Nuestro post de hoy puede servirles de ayuda para abordar este necesario y a veces engorroso proceso. Una mudanza está llena de emociones intensas y contrapuestas, por un lado ilusión  y por otra cierto grado de estrés.

Solamente pensar en todo lo que conlleva genera agobio. Imaginamos cajas y cajas, montañas de objetos, decisiones que cuesta tomar en medio de un caos que va creciendo conforme se aproximan las fechas. 

Hay que organizar, seleccionar, empaquetar, deshacerse de todo aquello que hace años que no se usa pero que nos resistimos a tirar, llenar montones de cajas y trasladarlas a la nueva casa para volver a desempaquetar, decidir, organizar y conseguir ese hogar acogedor y funcional con en el que llevamos tanto tiempo soñando. 

Pero a la vez, es un tiempo cargado de ilusión, alegría y proyectos que no hay por qué desperdiciar. Organización previa y una buena dosis de paciencia son las claves para hacer frente al proceso, minimizar los contratiempos y concluir con éxito la mudanza.

¿Cuándo?

  • Elige adecuadamente el momento: plantea plazos amplios para contar con margen de actuación. Es importante fijar el día y la hora adecuados. En primer lugar, para no dilatar el proceso y, además, porque hay factores externos como el tráfico o los eventos deportivos que pueden complicar la mudanza. Si contratas una empresa de mudanza, debes tener en cuenta que los servicios en fines de semana y festivos suelen tener precios más elevados. 
  • Establece un un orden de empaquetado por prioridad de uso: recoge y empaqueta al principio los artículos que utilices menos y deja para el final los de uso diario. Así conseguirás que la mudanza afecte lo menos posible al día a día. 
  • Organiza las cajas según la tipología de los objetos: utensilios de cocina, ropa, complementos, artículos de aseo, etc.,   y etiquétalas identificando su contenido y la habitación de destino. Así agilizarás el proceso de transporte y desempaquetado. No sobrecargus las cajas para poderlas mover con facilidad y evitar su rotura.
  • Prepara un kit con los artículos básicos para el “día después”, tu primer día en la nueva casa: sábanas, pijamas, toallas, neceseres… y reserva 10-15 cajas para la comida y los utensilios de cocina y limpieza que uses hasta el último momento.

¿Cómo?

Consulta presupuestos y servicios completos: si te planteas contratar una empresa de mudanzas, pide varios presupuestos y pregunta por su experiencia a las personas de su entorno para encontrar la opción que mejor se adapte a tus necesidades. Algunas empresas incluyen servicios de montaje y desmontaje, son una buena previsión para evitar desperfectos.

Contrata  un seguro y aval de mudanza: evitarás quedarte al descubierto ante cualquier contratiempo, pérdida o rotura. Infórmate sobre los extras que conlleva un servicio de mudanza, ya que será vital a la hora de reclamar fallos o contabilizar desperfectos. 

No olvides la parte administrativa: contacta con la distribuidora de gas y luz y solicita un nuevo contrato para evitar futuras sorpresas. Dar de alta los suministros puede tardar hasta 3 ó 5 días hábiles. Este puede ser el momento idóneo para asesorarte sobre diferentes compañías y acceder a nuevas ofertas. 

Esperamos que estos consejos les sirvan para que todo les vaya bien en el estreno de su nuevo hogar. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest